Creatividad en tiempos de pandemia

by Christian Franchini

Prólogo

La creatividad es un tema que me apasionó desde una temprana edad, ya a los seis años me di cuenta que poder imaginar ciertas ideas y llevarlas a cabo representaba para mí una ¨especie de magia¨, más cuando no tenía los recursos para generar ¨eso¨ que deseaba. Crear entonces no solo significaba un desafío, sino una invitación a cruzar los límites de lo posible, algo que mantuve durante toda mi vida así lograr plasmar todo tipo de proyectos, desde musicales, literarios, cinematográficos o simplemente cocinar algo diferente con los mismos ingredientes.

Pero si tengo que rememorar los orígenes de cómo se fue gestando en mí esta característica ¨creativa¨, debo agradecerle sin dudas a mi abuela materna, alguien clave en mi vida y en este aprendizaje en particular, ya que en aquellos tiempos ella percibía cuando deseaba determinado juguete que mi madre no podía comprar, sabía que mi angustia crecía al igual que en cualquier niño en esa situación, pero lejos de explicarme la situación económica de mi familia o compadecerse, me desafiaba a ¨crear¨ ese juguete con las cosas que había en un galpón que teníamos lleno de objetos viejos e inservibles...

Entrar a ese lugar después de cada ¨desafío creativo¨ de Doña María, significaba conectarme con un manantial de ideas caóticas que iban cobrando un misterioso orden a medida que seleccionaba las piezas que utilizaría en mi ¨nuevo invento¨ que darían origen a mi ¨idea de juguete¨ que ni siquiera había esbozado. Al poco tiempo descubrí que era más práctico dibujar la idea inicial en cualquier papel e ir ordenando un QUE más claro, así poder enfocar y dirigir mi atención a cada invención.

Todavía tengo presente aquella sensación inicial de como la angustia y frustración se transformaban en un entusiasmo de poder crear algo nuevo y único! que mi mente ya estaba visualizando, entonces comprendí que esa Magia estaba en acción al ¨crear¨ aquello que no existía en mi universo.

Con los años he llegado a delinear un ¨método¨ que fui desarrollando a prueba-error, aplicando estos mismos principios en innumerables proyectos muchos de ellos innovadores, que me permitieron poner en práctica estas ¨11 claves creativas¨ que presento en este escrito, las cuales también te ayudarán a descubrir nuevos potenciales y oportunidades más allá del contexto. ;-).

Ese es mi deseo,









Índice



Prefacio

Introducción

Clave #1 - Saliendo del modo copy-paste

Clave #2 - Superando los bloqueos creativos

Clave #3 – Descubre tu universo creador

Clave #4 - Un manantial de ideas

Clave #5 - Ideas frías y calientes

Clave #6 - Fermentando tu imaginación

Clave #7 - El Impulso Creativo

Clave #8 - Relacionando información inconexa

Clave #9 - Crisis y oportunidad

Clave #10 - Creando nuevas redes

Clave #11 - Creativa-Mente

Conclusión

Sobre el Autor

Accesos Directos

Prefacio


Mucha gente cree que la creatividad es un don que solo tienen algunas personas elegidas, pero nada más lejos de la realidad. La verdad es que todos nacemos con un potencial creativo que puede ser estimulado o anulado por diferentes circunstancias y que también puede ser ¨educado¨ cuando comenzamos a percibir el mundo desde otra perspectiva.

Es importante aclarar que la creatividad es mucho más que tener ¨buenas ideas¨ de vez en cuando. En todo caso, podemos entender estas ideas como materia prima del proceso creativo que debe tener un norte, es decir... debe dar una respuesta manifiesta en algo que podamos plasmar, ya sea para solucionar un problema o crear una obra de arte.

Por otro lado, el ser ¨creativo¨ no significa crear algo desde la nada, se trata más bien de combinar y reordenar información que ya existe así darle una nueva aplicación no imaginada, implicando un desafío de aprender a “conectar los puntos”, no ¨inventar la rueda¨.

La creatividad entonces es una forma diferente ver la realidad desde un nuevo enfoque que nos permite en principio encontrar posibilidades y soluciones eficaces que nos ayuden a transformar y mejorar nuestro entorno, nuestra calidad de vida, como también acercarnos al arte como una expresión subjetiva que nos abre nuevas posibilidades hacia un nuevo nivel de sanación, existencia y espiritualidad, ya que no se trata de creencias, sino de ¨experienciar¨ o hacer propia la experiencia y llegar a comprender profundamente una nueva información que obtendrás objetiva y subjetivamente alcanzando de esta manera una nueva certeza.

Desde esta premisa podemos entender porque los más grandes inventores y artistas de la historia no tuvieron una educación formal ni académica, fueron autodidactas que desarrollaron una curva de aprendizaje superior a la media, ya que se basaron en el descubrimiento y la experimentación a prueba-error. Ken Robinson demuestra en su investigación que 90% de los niños de preescolar presentan altos niveles de pensamiento creativo, y en el transcurso de la formación escolar, esos mismos niños a los 14 años, apenas un 20% logra mantener esos niveles de pensamiento divergente. Esto nos revela claramente que “la escuela mata la creatividad” siendo fundamental cambiar el paradigma de la educación.

Por esta razón es importante comprender que el planteamiento de la creatividad como una ¨experiencia creadora¨, con la cual he abordado el enfoque de este libro como algo incremental es decir que puedas ir acrecentando tu capacidad de plasmar aquello que piensas, sientes y deseas forme parte de tú universo como co-creador.


La creatividad como camino hacia la singularidad

Las personas creativas no buscan una seguridad inmediata ni generar grandes ingresos si va en contra de sus formas de ver y entender un estilo de vida que promueva la ¨Singularidad¨ del Ser, aspecto que se puede dar por diferentes vías, ya que podemos reconocer tres tipos de personas que se asumen como creativas. En primer lugar, el más valorado por las empresas, es el ¨solucionador de problemas¨ que logra encontrar respuestas específicas como ¨pilotos de tormentas¨ que se abren camino donde los demás no pueden avanzar. No solo ven la mitad del vaso lleno, sino que encuentran nuevas relaciones en los datos y oportunidades, por otro lado son los que se animan a desarrollar nuevas habilidades, cuando la mayoría decide esperar o justificarse. Este grupo de personas son llamados actualmente por los grupos de innovación como ¨Hibridadores¨, que haré referencia en el último capítulo del libro.

En segundo lugar y no menos importante, están los artistas que crean una nueva obra con la cual expresan lo que llevan en su alma, muchas veces para sanar o transmitir distintas emociones que plasman a través de diferentes performances o áreas artísticas. Lo cierto es que no siempre son valorados en su justa dimensión si no se han consagrados públicamente.

Recordemos que gran parte de la sociedad actual entiende todavía al artista como un bohemio que no merece ganar dinero, sino ¨pasar la gorra¨, ya que crear una obra no es considerado como un trabajo rentable, por suerte es un paradigma que está cambiando en la medida que se comprenda ¨al tiempo como arte¨ y no como ¨el tiempo es dinero¨.

Por otro lado encontramos un tercer nivel de personas que adoptan la creatividad como estilo de vida, es decir; llevan este desafío a su trabajo, su hogar, sus profesiones, cuando cocinan, cuando vacacionan ya que no lo hacen para mimetizarse con las masas, sino que buscan encontrar una experiencia enriquecedora en cada situación. También son conscientes hasta en cómo se visten ya que no desean seguir con los mismos patrones establecidos o modas y asumen el desafío de hacer lo cotidiano de forma distinta, así romper los moldes establecidos de lo que se espera de ellos. Han comprendido y experimentado en sus ámbitos laborales y/o profesionales que la creatividad individual es generalmente ahogada mucho más frecuentemente que impulsada, por más que busque beneficios para un mismo sector.

La llave para entrar a un nuevo ¨universo creativo¨ en cualquier área es estar abierto a otras posibilidades, aunque no sean advertidas de forma fácil e inmediata, esto implica (como veremos en el transcurso de las 11 claves) desarrollar nuevas actitudes y aptitudes, basadas en la paciencia, observación, frustración, experimentación y asociación, hasta lograr el primer ¨impulso creativo¨ el cual te permitirá salir del modo copy-paste. Por esta razón quien se asume como ¨creativo¨, deberá también desarrollar un grado de flexibilidad, motivación e imaginación además del valor de ir contra la corriente, aquello que el status quo determina como ¨normal¨ o aceptado, ya que cuestionar o buscar otras opciones de respuestas es poner en jaque las normas aceptadas por la gran mayoría.

Podemos decir entonces que la creatividad es un proceso intuitivo de descubrimiento y a la vez de auto-descubrimiento, ya que se requiere realizar nuevas conexiones de información, asumir riesgos, desafiar límites establecidos, esto requiere algo más que un proceso mecánico basado patrones algorítmicos como se implementa en la ¨inteligencia artificial¨ que impulsa un trans-humanismo desprovisto de alma y emociones. Quizás por esta razón nos encontramos en una época donde las personas siguen sus vidas como autómatas regidos por las nuevas tecnologías y patrones de consumo que solo tapan vacíos existenciales y el miedo a ser diferentes, como lo dictan los mandatos de la ¨mente colmena¨, donde la con-fusión indiferenciada brinda un cierto grado de seguridad y pertenencia a una zona de confort regida por los mismos patrones de creencias que no cuestionan nada.


Metodología para abordar la lectura de este libro

En este libro encontrarás ciertas pautas ordenadas como claves que te permitirán lograr un recorrido en escalas, así dar forma a tus ¨ideas creativas¨ las cuales podrás plasmar como un auténtico Acto de Magia y no como producto de ¨algo mágico¨ que no comprendes ni participas. Pero para alcanzar esto, necesitarás establecer un entrenamiento teórico-práctico de la creatividad con estas 11 claves, que consisten en desarrollar la habilidad de ver las cosas bajo una nueva perspectiva, mediante un proceso que articulan varias etapas, que abarcan desde ¨pensar en borrador¨ hasta lograr una idea inicial donde se irán sumando nuevas ideas sucesivas… aprenderás a definir un objetivo que conformarán una serie de objetivos, así conformar un proyecto formal que integra los recursos y acciones necesarios para que aquella idea inicial vea la luz y no quede en el camino solo como una posibilidad, algo que podemos sintetizar en esta lógica; idea + objetivos + proyecto = Creación ;-)

[email protected] a este viaje de co-Creadores.








Introducción


«La creatividad es permitirte el lujo de equivocarte»

Scott Adams


El actual concepto de creatividad que conocemos y utilizamos habitualmente, deriva del término anglosajón Creativity, el cual comenzó a ser utilizado en la década del ´50 por el psicólogo Joy P. Guilford para referirse al conjunto de mecanismos cognitivos, aptitudes y habilidades con el objetivo de resolver problemas, pero si comenzamos a desentrañar el significado profundo de la palabra creatividad será posible avanzar hacia una de las claves que nos acerca a la Magia, algo que en el pasado era asociada a este término que deriva del latín "creare" la cual está emparentada con "crecere", lo que significa; “producir, engendrar a partir de la nada” un concepto que también encontramos en griego; techné como ¨motor de creación¨, por lo tanto el sentido que hoy le damos a la palabra creatividad era valorado en todas las épocas y culturas ya que nos muestra un proceso donde podemos "crear de la nada" haciendo crecer aquello que sembramos como idea, un aspecto que acerca a los humanos a Dios sintetizado en el término "imago dei" (imagen de dios) que comprende mucho más que el pensamiento mágico.

Si nos remontamos al pasado, antiguamente todas las tradiciones místicas, encontramos esta referencia que se hacía de la creatividad como un rasgo de la espiritualidad. Ya los maestros Zen sabían desconcertar el pensamiento discursivo lógico-racional de sus discípulos con ciertos tipos de preguntas denominadas como Kóan (que no deben confundirse con acertijos) de esta manera lograban provocar un shock mental en su alumno, que lo movilizaba e inducía a un aumento de su atención, logrando un despertar de conciencia más allá del velo de lo aparente, reflejado una comprensión en la respuesta cuando era dada haciendo nuevas conexiones. Aquí es clave comprender que no existía una única respuesta válida, sino desde donde se llegaba a formular la respuesta y sostenerla como argumento. Ya veremos más adelante herramientas que te permitirán lograr un impulso creativo con este enfoque zen.

Otras tradiciones espirituales han utilizado tácticas similares que disparaban procesos creativos en sus iniciados basadas en la antítesis, la paradoja y el oxímoron, entendido este último como una expresión que se ha formado por combinación de dos términos de significado contrapuesto que dan un nuevo significado retórico, un ejemplo sería; ¨sol de medianoche¨.


¿Pero qué implica ser creativo?

Ser creativo es aprender a ver las cosas y situaciones algo diferentes cuando todo el mundo ve siempre lo mismo. Implica relacionar información y descubrir nuevas posibilidades así preparar la tierra fértil que permite sembrar las semillas de nuestros sueños. Para ello se necesita tiempo para observar y auto-observarse, así salir de la trampa del convencionalismo, donde lo ya programado define la ¨normalidad¨ que muchas veces aceptamos como única opción a seguir.

La capacidad creativa no aplica solamente a quienes crean productos y servicios nuevos o vistosos packaging que promueven las ventas, claramente no me refiero a los publicistas, sino a quienes deciden desafiar los límites que a veces nos presenta la vida y asumir nuevos riesgos. Es ser el arte y el artista, el maestro y el discípulo… ir por un nuevo aprendizaje donde no siempre ocurre de forma lineal y como nos gustaría.

Hoy comprendemos que para que se manifieste ¨lo nuevo¨ es imperativo darle lugar a la curiosidad como la llave maestra que abren las puertas de la creatividad (no es una sola vía como descubrirás ;-) ya que sin curiosidad no hay preguntas y sin preguntas no hay nuevas respuestas.

Entonces estamos en condiciones de podemos establecer una nueva lógica de quien se asuma cómo ¨creativo¨; será quien va por Nuevas Respuestas! que pueden ser tanto soluciones específicas, nuevos emprendimientos, obras de arte, desarrollar y/o descubrir nuevas habilidades, como también reconocer oportunidades donde nadie puede reconocerlas, algo que veremos más en profundidad en uno de los capítulos de este libro.


Creatividad e Inteligencia

Se suele suponer que las personas inteligentes suelen ser más creativas, pero no siempre esto se ha comprobado. Distintos investigadores no se han puesto de acuerdo, pero sí han contrastado que muchos creativos pueden ser inteligentes, y personas inteligentes no siempre son creativas. Esto se debe a dos procesos de pensamientos diferentes conocidos como pensamiento divergente y el pensamiento convergente, que permiten encontrar distintas vías de respuestas según el enfoque de cómo abordan un razonamiento.

Podemos entender el pensamiento divergente como un proceso con el cual se generan ideas creativas mediante la exploración de muchas posibles soluciones. Fue definido por el psicólogo especialista en creatividad Edward de Bono como ¨pensamiento lateral¨ que considera conocimientos y experiencias previas para la resolución de problemas, incluso de diferentes áreas.

En cambio el pensamiento convergente basado en el foco y atención, es aquél que encuentra una solución lógica para enfrentar problemas de naturaleza científica, preconiza que sólo existe una solución correcta para cada problema. Y se lo suele asociar a lo que conocemos como inteligencia. Según Paul Guilford, este tipo de pensamiento es el que se produce en el hemisferio izquierdo del cerebro, relacionado con el lenguaje, la lógica y el pensamiento abstracto.

Lo cierto es que los genios son aquellas personas que han logrado combinar ambos aspectos, así equilibrar sus intereses artísticos y científicos como lo hicieron Da Vinci, Einstein, Tesla entre muchos otros, que lograban utilizar procesos objetivos y subjetivos así desarrollar nuevas habilidades que también están al alcance de todos, como iremos recorriendo en cada capítulo.


Afrontando el miedo y la frustración

Es importante advertir cuáles son los elementos que interfieren en este proceso de ¨creación¨. Uno de los mayores frenos creativos es el miedo a equivocarnos y a quedar en ridículo frente a quienes consideramos una autoridad o simplemente que se nos tome por bohemios, ingenuos o poco realistas.

Lo ideal es que durante la ¨gestación¨ de todo proceso creativo es no contarlo a nadie. Al igual que un embarazo reciente donde las viejas comadronas siempre aconsejaban mantener en silencio durante los tres primeros meses, nuestra idea creativa funciona de la misma manera, ya que el inicio de esta ¨idea fuerza¨ comienza a gestarse y a generar un entusiasmo en nosotros y no es buena idea que la interferencia externa, como ser comentarios poco estimulantes o cualquier manifestación desvalorizante frenen este impulso.

Nunca faltarán las opiniones de familiares, colegas o amigos sumamente críticos que no arriesgan nada en sus vidas y prefieren vivir una realidad condicionada y planificada por otros, este tipo de personas nunca perderán oportunidad de burlarse o criticar las iniciativas comentadas y los intentos fallidos de llevar nuestras ideas a la acción, algo que tuvieron que afrontar los creativos e inventores de todas las épocas como fue el caso de los hermanos Wrigth; no podemos olvidar que quienes inventaron el avión, eran dos bicicleteros que tuvieron el sueño de volar y después de cientos intentos fallidos y burlas, Wilbur y Orville lo lograron. Supieron sostener su deseo y afrontar todas las frustraciones así incrementar un aprendizaje empírico, ya que no tenían conocimientos aerodinámicos ni de física, implementaron lo que conocemos como prueba-error hasta lograr una ¨curva de aprendizaje¨ sostenida, logrando después de un tiempo diseñar y construir el primer prototipo de avión que realmente sí pudo volar. Cumpliéndose lo que dijo Einstein, ¨La imaginación es más importante que el conocimiento¨.

Por este motivo es clave que el silencio sea parte del proceso. Debes comprender que el recorrido creativo especialmente en la fase inicial es algo solitario y privado que requiere ser ¨custodiado¨ de comentarios mordaces o supuestas críticas constructivas de quienes nunca han realizado nada creativo con su vida y sienten una amenaza cuando alguien no acepta las reglas del juego. Es decir, sienten cierta culpa de no haberlo siquiera intentado y eso le genera frustración. Claramente, esto es un mecanismo inconsciente que le ocurre incluso a las personas que más nos estiman, por eso no se necesita ni explicar ni discutir, solo avanzar en nuestra ¨idea fuerza¨ hasta que posea suficiente madurez y comience a manifestarse.

Por otro lado, no comentar una nueva idea es algo que evitará generar expectativas en los demás de querer ver avances o el proceso completo antes de tiempo, este tipo de presión no siempre es positiva, ya que muchas veces por ansiedad o el deseo de cumplir con esa expectativa depositada en nosotros no profundizamos lo suficiente en las etapas que demanda el proceso creativo, presentando nuestra obra antes de tiempo… cuando la verdad es que a las personas no les gustan los borradores, bocetos o pruebas piloto, eso es para quienes están inmersos en alguna área creativa y comprenden que una idea está tomando forma pero todavía el proceso no ha concluido.

Una tercera razón estaría fundamentada en que si cuentas una idea o proyecto creativo a alguien antes de tiempo que lo aprecia verdaderamente y te felicita de forma halagadora, tu mente ya lo registra como un logro y postergarás el inicio o continuación del proceso, esto es algo que ha descubierto el Psychological Science en un experimento social realizado en el 2009 concluyendo que el reconocimiento anticipado sobre algo no conseguido quita gran parte de la motivación de continuar generando distintos obstáculos internos o excusas.


Ir más allá de una idea

Si bien una buena idea siempre será el impulso de lo que conformará nuestro proyecto creativo, por sí sola no sirve. Ya que implicará aprender a gestionar las distintas etapas que comprenden este recorrido para que vea la luz algún día y se materialice en algo nuevo en nuestro universo. Ya veremos más adelante que las ideas no se descartan del todo, sino que se clasifican y se tamizan de acuerdo a ciertos criterios que te enseñaré más adelante, de esta manera podrás incorporarlas en otros proyectos.

Ya verás que el ir por nuevas ideas (para después desarrollarlas) requerirá de observar el ¨detrás de escena¨, algo que practicaban tanto Albert Einstein al igual que Leonardo Da Vinci dedicando largas horas en los avistajes de aves o en contemplar la naturaleza en general, descubriendo patrones y tomando notas, haciendo dibujos así ¨inspirarse¨ tanto para sus obras como en sus invenciones.

Hoy se sabe que el aprendizaje se produce en un 83% a través de la vista, 11 % a través del oído y 6% a través de los otros sentidos, los inputs de datos que nos brinda la visión permite incorporar nuevas opciones que se irán ¨macerando¨ en nuestra alquimia creativa, como veremos en unos de los capítulos de este libro.

Otro aspecto será interrogarse siempre si existe alguna nueva forma de hacer las cosas, así ir de ¨cacería¨ por nuevas ideas que motiven un nuevo ciclo de nuestro proceso creativo que se irá refinando.

Por eso hablamos siempre de ¨proceso creativo¨ como un recorrido que implica llevar aquella idea inicial a la acción y así verla plasmada en una creación. Para ello es necesario aprender a mirar y no solo limitarse a ver, así como el músico aprende a escuchar y no solo a oír, el creativo encuentra algo diferente en lo que observa así lograr nuevos insight de ideas mientras todo el mundo ve lo mismo o se limitan a percibir aquello que programó el sistema de creencias de turno como única opción, creando una falsa sensación de seguridad. Por esta razón desde las psicociencias se enfatiza en salir del modo ¨objetos¨ programados que responden a estímulos externos y ser ¨sujetos¨ que interrogan, analizan y encuentran un sentido de existencia en su vida biológica. Ya verás en el capítulo ¨Un manantial de ideas¨ algunas herramientas así comenzar a potenciar este aspecto.


Aspectos importantes a considerar

Para que esto ocurra es clave perseverar en nuestro decisión y sostenernos en ese deseo que nos motiva avanzar hacia algo nuevo, aunque existan situaciones de desaliento, frustración o desmotivación, es fundamental asumir ese compromiso con nosotros mismos de ¨encontrar la forma de¨ materializarla… y no solo de buscar posibilidades , quizás parezca solo una cuestión semántica, pero no lo es, ya que este cambio de enfoque nos prepara en el cómo nos dirigimos hacia nuestro ¨desafío creativo¨ que para muchas personas será algo que los paralizará y les dará inseguridad frente a lo desconocido. Este libro te brindará pautas para conocer y desarrollar las fases que comprenden este recorrido que pareciera algo exclusivo de los artistas y genios.

Otro aspecto a considerar antes de iniciar este viaje por las once escalas que realizaremos en tu proceso creativo, es evitar tomar la primera idea o respuesta que viene a la cabeza como única opción, ten presente que la mente siempre irá a buscar una experiencia conocida para dar una respuesta rápida y efectiva, pero el contexto actual es tan cambiante y dinámico que ya no sirve esta capacidad de respuesta inmediata y sin creatividad, ya que ahora más que nunca es necesario ¨abrir el juego¨ y aceptar alternativas que no estás reconociendo y necesitas descubrir, es ir por el ¨Pez Dorado¨ como decía David Lynch, algo clave que también profundizaremos en tu entrenamiento de aprender a escarbar o vislumbrar opciones menos evidentes que ni siquiera has considerado y que combinadas con otras ideas cobran nueva fuerza.


Las siete etapas del proceso creativo

Si bien este libro no es un compendio teórico sino más bien práctico, es importante conocer el ¨recorrido¨ de lo que comprende aquello que definimos como ¨creatividad¨ que veremos de forma activa y con disparadores efectivos que mantienen la siguiente lógica:

1 - Cuestionamiento: es el impulso basado en la inquietud intelectual, curiosidad, enfocado muchas veces a solucionar un problema, el individuo se permite reflexionar antes de aceptar la frustración o imposibilidad de dar una nueva respuesta o diferente, dispone una capacidad de ver más allá de lo aparente y comienza a realizarse nuevas preguntas.

2 - Preparación: Una vez ordenadas o filtradas las preguntas, (como veremos más adelante en las claves a recorrer) se inicia un sondeo de datos y distintas referencias ya sean directas o indirectas, las cuales invitan a una nueva aproximación hacia distintos puntos de vista que se requiere reformular. Algunos investigadores denominan esta etapa ¨Cognición¨

3 - Incubación: Muchas veces este nivel ocurre en paralelo al anterior y es donde se van gestando las primeras ideas las cuales no fueron sometidas a evaluación. En esta etapa se genera un profundo movimiento cognoscitivo en donde se establecen relaciones de todo tipo en el cual intervienen nuevos datos, posibilidades, vías existentes y se esbozan algunas posibles estrategias de soluciones. Algunos autores denominan este nivel como ¨Combustión de ideas¨.

4 - Iluminación: El momento Eureka! Es cuando se siente y reconoce la respuesta, aunque no se posee la información completa sabemos que aquel impulso creativo tomó forma y es reconocido tanto físico como psíquicamente, algo que viene acompañado de un entusiasmo repentino que deberá cuidar como una vela en el viento. Es el momento que se reconoce como el pico creativo, también denominado como ¨Concepción¨ de eso nuevo que comienza a gestarse y ya sabemos cómo bajarlo a la práctica. Es lo que la gente reconoce como ¨creatividad¨, sin advertir que es parte de un proceso que conlleva varias etapas previas.

5 - Elaboración: es la instancia de ¨manos a la obra¨ y puede ocurrir en cualquier momento. Este impulso permite dar forma, ordenar, componer, plasmar la nueva idea gestada en varias etapas que es necesario formular.

6 - Verificación: Esta fase es cuando se somete a evaluación lo realizado, ya sea comparando, validando con otros cánones o si representa útil o bello, también es cuando intervienen opiniones externas. Es la instancia que permite confirmar si realmente la idea creativa es efectiva o sólo fue un ejercicio mental.

7 - Comunicación: Es una fase sumamente crítica, ya que la ¨creación¨ deberá ser anunciada y comunicada oportunamente al ¨mundo externo¨, ya que no tiene sentido que el proceso creativo termine en un cajón, en un hard disc o en una carpeta.

Esta clasificación inicial de las etapas que comprende este proceso, es solo una forma de acercarnos a la ¨cocina del creativo¨ que iremos profundizando en las 11 claves que recorreremos juntos en este libro.

Avancemos en este apasionante viaje!!



Khris




Clave #1

Saliendo del modo copy-paste

«Todos nacemos originales pero la mayoría mueren copias…»

Carl Jung


Fin de la visualización gratuita. Compra este libro en Amazon! ;-) clic aquí

























Clave #2

Superando los bloqueos creativos

«La creatividad es permitirte el lujo de equivocarte»

Scott Adams


Fin de la visualización gratuita. Compra este libro en Amazon! ;-) clic aquí

























Clave #3

Descubre tu universo creador


«La mente no creativa puede detectar respuestas incorrectas,
pero se necesita una mente muy creativa para detectar las preguntas equivocadas»

Antony Jay


Fin de la visualización gratuita. Compra este libro en Amazon! ;-) clic aquí

























Clave #4

Un manantial de ideas


«Necesario es abrir paso a las aguas profundas,
que acabarán por romper el dique,
diariamente aumentadas por un manantial vivo».

Gustavo Adolfo Bécquer


Fin de la visualización gratuita. Compra este libro en Amazon! ;-) clic aquí

























Clave #5

Ideas Frías y Calientes


«La mejor forma de tener una buena idea, es tener muchas ideas»

Linus Pauling


Fin de la visualización gratuita. Compra este libro en Amazon! ;-) clic aquí

























Clave #6

Fermentando tu imaginación


«El mundo no es más que un lienzo para tu imaginación»

Henry David Thoreau.


Fin de la visualización gratuita. Compra este libro en Amazon! ;-) clic aquí

























Clave #7

El Impulso Creativo


«La inspiración siempre me sorprende trabajando»

Pablo Picasso


Fin de la visualización gratuita. Compra este libro en Amazon! ;-) clic aquí

























Clave #8

Relacionando información inconexa


«La creatividad es el poder de conectar lo aparentemente inconexo»

William Plomer


Fin de la visualización gratuita. Compra este libro en Amazon! ;-) clic aquí

























Clave #9

Crisis y Oportunidad


«El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable
Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad»

Víctor Hugo


Fin de la visualización gratuita. Compra este libro en Amazon! ;-) clic aquí

























Clave #10

Creando nuevas Redes


«Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos» br>

Eduardo Galeano


Fin de la visualización gratuita. Compra este libro en Amazon! ;-) clic aquí

























Clave #11

Creativa-Mente


«El pensamiento creativo no es un talento mítico.
Es una habilidad que puede ser practicada y nutrida»

Edward de Bono.


Fin de la visualización gratuita. Compra este libro en Amazon! ;-) clic aquí

























Sobre el Autor

Christian Franchini nace en Buenos Aires, Argentina. Escritor e investigador de la nueva conciencia desde hace más de 30 años. Es músico, compositor, actor y realizador de cine independiente, reconocido en los principales festivales de cine del mundo por su film Vitruvian multi-premiado en estos años recientes.

Actualmente dicta cursos y talleres sobre Geometría Sagrada, Alquimia Espiritual y otras disciplinas vinculadas al despertar espiritual, participa frecuentemente en distintos eventos espirituales como expositor y como realizador en los cuales transmite ciertos temas basados en su investigación y publicaciones que le permiten contar con un amplio abanico de herramientas como coach Creativo.

Desde temprana edad sintió una especial necesidad de encontrar aquel mítico Camino en Espiral que conduce a un estado de conciencia que nos conecta con la gran Fuente de Amor a la que llamamos Dios, intuyendo la existencia de un propósito personal que cada ser debe descubrir, así acceder a una Evolución Consciente.

Ha recorrido distintas disciplinas, desde ciertas técnicas de Bioenergía, Yoga, Gemoterapia, Kung Fu, Aikido, Alquimia, etc. también ha recibido formación directa en Gnosticismo, Cosmovisión Andina y Teosofía.

Realizó diversos recorridos iniciáticos que le han permitido conocer distintos maestros que le brindaron ciertos conocimientos esotéricos y transmitieron profundas enseñanzas místicas. También ha viajado en distintas oportunidades a los Andes, donde tuvo acceso a comunidades nativas en Bolivia y Perú, donde fue iniciado en el Sacerdocio Andino. Comunidades originarias del sur de Chile y Argentina le han abierto sus puertas y brindado enseñanzas claves en su recorrido espiritual.

Investigó profundamente durante años el Mapa de la Iniciación, atesorados en los mitos de las diferentes culturas, accediendo de esta manera a los arquetipos que guardan aquellas ¨figuras simbólicas¨ que operan en el plano inconsciente del Ser, impulsando de esta manera la evolución hacia un nuevo estado de conciencia, ya conocido por los Gnósticos, Esenios, Cátaros, Toltecas, Incas, Egipcios, etc.

Estudió profundamente la Geometría Sagrada en las diferentes tradiciones místicas, desarrollando un acercamiento diferente a esta disciplina desde una teoría y práctica implicativa, permitiendo experimentar un ¨Presente Extendido¨ como un estado de conciencia desde donde es posible acceder al conocimiento silencioso, transmitido por las distintas culturas iniciáticas.

Ha desarrollado una disciplina de autoconocimiento a la que denominó Metafísica Cuántica, basada en enseñanzas chamánicas, principios de la física cuántica y filosofía Hermética del antiguo Egipto, la cual le permite al individuo descubrir su esencia y ordenar su propia realidad, alineando sus 4 pilares fundamentales como Ser Multidimensional.

En el 2002 fundó el Centro Gnóstico Millenium, con el objetivo de crear un espacio donde investigar y difundir la enseñanza ancestral, transmitiendo ciertas claves en este nuevo tiempo que estamos transitando.

Ha participado en diferentes eventos espirituales en Argentina y en el exterior como expositor, presentando distintas líneas de su investigación que ha publicado en diversas revistas sobre la Nueva Conciencia, en la sección de artículos espirituales del web site de Millenium, en su blog personal, como también en sus cursos, talleres y libros.”

Actualmente dicta cursos y talleres on-line de temáticas vinculadas a la nueva conciencia, como también brinda coach creativo a emprendedores que deseen implementar nuevas estrategias.

Accesos Directos