La experiencia mística

Algunos comprenden la experiencia mística como un fenómeno aislado cuando en realidad es parte de nuestro proceso de evolución consciente que podemos experimentar en nuestro camino hacia un nuevo estado de concienciae, el cual no permite comprender verdades profundas sobre nuestra existencia...



¿Que implica la Experiencia Mística?


La experiencia mística es un estado interior de suma conexión que ocurre cuando el Ser comienza a despertar. Representa un instante de paz y serenidad que permite despejar miedos y dudas reconectando con el sentido esencial de su propia existencia. Es un momento en el cual se comienzan a ver como los fragmentos de nuestro propósito original se ordenan en un sentido nuevo y revelador. Es algo que hará cuestionar muchas cosas de lo que se persiguió como objetivos, que no fueron otra cosa de ilusiones o fantasías que distraen el verdadero propósito que venimos a cumplir en esta encarnación. Es el momento donde muchos se dan cuenta que no viven en el presente, algo tan común en esta cultura vertiginosa que invita al mero entretenimiento pasatista

Este estado de conciencia al principio, suele ser ¨intermitente¨, fugaz e imprevisto, llega como un ¨aire fresco¨ que invita a revelarse desde nuestra profunda oscuridad que requiere ser iluminada e integrada. Nada tiene que ver con lo que ofrece la religión que insta a buscar las respuestas afuera; en la salvación, la vida eterna, etc. creando fuertes dependencias hacia sus representantes, algo que realizan desde hace siglos ¨religando¨ a un dogma que ningún maestro ha dejado, siendo parte de un sistema de creencias que nada tiene que ver con la espiritualidad, como lo expongo en mi primer libro Evolución Consciente que podrás descargar gratuitamente desde aquí.
Podemos decir también que esta experiencia mística es un contacto directo con el Amor Divino (Ágape), representa la unión con el Todo que nos permite experimentar una verdadera común-unión en un estado presente. Algo que resulta amenazante para cualquier institución, ya no se trata de creer ciegamente y no se necesita intermediarios que nos conduzcan como a las ovejas, sino comenzar a establecer este contacto de forma directa ¨experienciándolo¨, es decir ser consciente de la experiencia como algo trascendente.


Más allá de la mente


Algunos estudios médicos iniciales, han querido reducirlo como episodios basados solo en alteraciones en el sistema nervioso, una experiencia psi, o una cuestión química-orgánica que ocurre en el cerebro, cuando en realidad es una forma de percibir el mundo sutil desde nuestra conciencia y no desde los sentidos, alcanzando un profundo carácter ¨numinoso¨ es decir, recuperando el sentido sagrado de nuestra naturaleza, abriendo de esta manera nuestra percepción hacia los planos etéreos que culturalmente siempre nos ha sido velados, para ello en necesario atravesar los tres niveles o instancias que todos los mapas arquetípicos hacen referencia, así alcanzar nuestra verdadera dimensión espiritual, donde ocurre este estado que estoy describiendo.

Por otro lado, es importante destacar que no es necesario recurrir a estimulantes de ningún tipo para acceder a estas experiencias místicas, hay quienes han establecido este contacto mediante la ingesta de ciertas ¨plantas maestras¨ que alteran la percepción, estableciendo un ¨atajo¨ así alcanzar este estado, generando muchas veces dependencias, lo recomendable es prepararse mediante una práctica de meditación sostenida, donde es clave aprender a aquietar la mente, comprendiendo que ésta es solo una interface de este proceso que resuena en nuestro corazón. Ya hablaré en otro post sobre este aspecto también conocido como metanoia, una clave maestra que nos brindó Jesús en su enseñanza.

No podemos dejar de mencionar la importancia de conectarse con los ciclos naturales. Detener la vorágine del tiempo ¨productivo¨ así experimentar la belleza de la naturaleza es una práctica que permitirá expandir nuestro campo de resonancia y conectar con las fuerzas de la naturaleza que nos armonizan, incrementando la energía vital, relacionándonos de esta manera con el mundo sutil más allá de la razón, algo que realizaban personalidades como Da Vinci y Newton, quienes lograron dar saltos cuánticos en la comprensión de las leyes naturales y en reconocer un profundo sentido de su propia existencia.


Campo Unificado


Los nuevos estudios científicos están revalorizando lo que llamamos ¨experiencia mística¨ como algo clave en el desarrollo de ser unificado, en lo la ciencia denomina ¨ser multidimensional¨, ya nadie sostiene que somos solo un cuerpo físico, distintos experimentos demostraron que nuestra naturaleza humana tiene la facultad de trascender la 3D, ya que nuestra conciencia se puede expandir y evolucionar en la 4D y 5D, lo que en el pasado se denominaban alma y espíritu respectivamente.

Este tema ha sido profundamente estudiado por Albert Einstein hasta sus últimos días, no solo por encontrar una visión integradora de la física que abarque lo macro y lo micro, sino en descubrir una nueva ¨ciencia con conciencia¨, recordemos que su generación vio como la ciencia derivó en la creación de armas terribles lejos de impulsar el desarrollo humano.

Disciplinas como el ¨Campo Unificado¨ comprendieron las claves fundamentales donde el ser y la experiencia se unen trascendiendo la dualidad. Algo que dependerá de varios factores, como ser; el trabajo consciente con la información y creencias, como también la dirección de la atención y enfoque, ya que esto define hacia donde proyectamos nuestra energía. Esto implicará un nuevo aprendizaje de como interactuamos con las fuerzas fundamentales de la naturaleza; gravedad, electromagnetismo, fuerza nuclear fuerte y débil, las cuales podemos ¨ordenar¨ en nuestros universos desde la conciencia, trascendiendo la razón y la objetividad que han estudiado y clasificado todo por separado. El saber subjetivo desde la ¨experiencia mística¨ permite unir e integrar todo aquello que parece inconexo, en una nueva comprensión más abarcadora e iluminada. Un aspecto que desarrollo en el capítulo final de mi segundo libro Resonando.

Hoy la Física Cuántica nos está dando las primeras pistas, ya que reconocen que el enfoque del ¨ efecto observador¨ interviene en la manifestación de la ¨onda o partícula¨ de aquello que veremos en nuestra realidad de 3D, claro que todavía no han enunciado que se requiere ¨afinar¨ los cuerpos sutiles que intervienen en el universo cuántico, donde el observador no es pasivo, sino activo!, algo que en oriente se conoció como Wu Wei entendido en occidente desde; ¨la acción de la no acción¨ que bajo la nueva luz que nos aporta la ciencia implica la interacción con las ¨fuerzas fundamentales¨ de la naturaleza que mencioné más arriba.


Expandiendo nuestra conciencia


Las neurociencias que en un inicio entendían esta experiencia mística como un ¨desorden mental¨, ahora la vislumbran como un estado de conexión donde se revelan aspectos trascendentales de nuestro propósito y nuestra existencia más allá del saber objetivo, ya que permite descubrimos como seres espirituales con experiencia humana. Algo conocido por las tradiciones sagradas en el pasado, que han conocido y transmitido este estado de Unión con la Fuente, donde la ¨experiencia mística¨ ha sido un peldaño clave en esta conexión entre el ser micro cósmico y la gran conciencia. Para ello han elaborado ciertas formas de prepararse así poder alcanzar este instante trascendental y atemporal muy difícil de describir con palabras, por esta razón muchas veces los relatos de los distintos místicos del pasado es frecuente encontrar todo tipo de simbologías, arquetipos y referencias alegóricas para significar y/o representar este estado profundamente movilizador, algo que Carl Jung ha estudiado profundamente y ha vivenciado en cierto momento de su vida, plasmándolo en su célebre Libro Rojo.

En este estado de común-unión, el Ser experimenta una profunda armonía y conexión con Todo… es cuando ocurre aquel aprendizaje subjetivo denominado ¨revelación¨, entendido como un conocimiento silencioso del que hablaron los Toltecas haciendo referencia a la verdad interior que se revela sin interferencia de la razón, alcanzando de esta manera un estado de inspiración que nos muestra que estamos verdaderamente ¨en espíritu¨ entrando por un momento en un presente extendido, en una gratitud y amor profundamente transformador, ya no somos los mismos después de cada experiencia mística en contacto con la Conciencia Cósmica, porque entramos en relación con aquel universo holográfico que la ciencia ha comenzado a comprender y los sabios del pasado nos invitaron a experimentar en primera persona, donde el tiempo y el espacio ya no nos condicionan como en la realidad ordinaria y por un instante, nos reconocemos; Uno con el Cosmos.


Algunas recomendaciones


Si deseas comenzar a percibir estos momentos de suma conexión, es aconsejable comenzar a generar nuevos hábitos, dejando los viejos patrones de comportamiento basado en la ¨información y creencias aceptadas¨ cómo dogmas que tamizan todas las percepciones. Esto requerirá hacerlos conscientes para comenzar a ¨vaciarse¨ de ellos, cambiándolos por nuevos sistemas de creencias propios, lo que sería a re-escribir nuestro propio guion en nuestra película en la somos protagonistas

Mencioné en este post la importancia del contacto con la naturaleza, mucho más en estos tiempos de pandemia donde el sistema de control insiste en ¨desconectar¨ más al individuo de los ciclos naturales y saturarlo de información densa que proveen los ¨miedos de comunicación¨ de forma invasiva. Romper este ciclo vicioso y establecer un nuevo ciclo virtuoso en donde la atención deberá ser entrenada e diferentes formas, lo cual te permitirá no ser parte del ilusionismo que venden como magia...


By Christian Franchini
Plublicado el 22 de May del 2019



Comparte este post ;-)